Inicio > Sin categoría > Ayer: Fernando Morientes.

Ayer: Fernando Morientes.

Inauguramos esta sección del blog y lo hacemos con un jugador que, recientemente, se ha retirado y merece una reseña por su trayectoria, por sus goles y por su amplio palmarés. No es otro que Fernando, “El Moro” Morientes.

Un delantero que ha pasado demasiado desapercibido para los logros conseguidos y que siempre respondía con goles cuando gozaba de confianza. Su mayor virtud, el juego por alto. Con sus 186 centímetros y su salto era capaz de convertir cualquier centro, por malo que fuera, en asistencia de gol. Su juego por alto no impedía que tuviera un juego con los pies bueno para un nueve de sus características. También retenía perfectamente el balón de espaldas y se podía entender con cualquier delantero que jugase a su lado. Su asociado fue siempre, su amigo y compañero en el Madrid: Raúl. Su disciplina, su carácter afable y la cercanía de su familia fueron otros ingredientes que marcaron la carrera del delantero.

Por si fuera poco, a sus 241 goles en competiciones oficiales hay que añadir el siguiente elenco de títulos: 3 Copas de Europa, 2 Ligas españolas, 1 Liga francesa, 1 Copa de Rey, 1 Copa Francesa, 1 FA Cup, 3 Supercopas de España, 2 Supercopas Europeas y 2 Copas Intercontinentales.

Primeros pasos.

El ex delantero de Zaragoza, Valencia y Madrid, entre otros, nació en la localidad cacereña de Cilleros el 5 de abril de 1976. Al poco tiempo, se vió obligado a mudarse a Sonseca (Toledo) y empezó a dar las primeras patadas a un balón de fútbol. Su primer equipo fue el Albacete, donde se formó en las categorías inferiores gracias a un ojeador que lo vio jugar en un campeonato regional.

Finlamente, el 7 de noviembre de 1993, de la mano de Benito Floro, debuta en 1ª división en un partido contra el Tenerife, que el Albacete acabaría perdiendo. Lo más destacado de su debut fue una frase que dijo Floro sobre él: “lástima que tengamos en casa un cerdito y lo estemos engordando para que luego se lo lleven”. Ese año sólo jugaría un partido más. Sin embargo, la temporada siguiente contó con más oportunidades y consiguió sus primeros goles en la máxima categoría. Su primer gol fue el 23 de octubre de 1994 en el Carlos Belmonte contra el Racing de Santander. Con el descenso del equipo manchego Morientes buscó mantenerse en primera fichando por el Zaragoza.

En el equipo maño se mantuvo durante dos temporadas, siendo ya titular indiscutible y obteniendo importanttes registros: 13 y 15 goles en 29 y 37 partidos en liga. Gracias a estos dos años, el Real Madrid se fijó en él y le fichó por 1000 millones de pesetas.

Llegan los títulos.

Llegó al Madrid gracias a la insistencia de Capello por ficharle. A pesar de que tuvo que competir con Suker por el puesto, el cacereño no tardaría en ser titular indiscutible. A estas alturas, Morientes ya había estado en el Mundial sub 20 de Qatar, se hizo un hueco en la sub 21 y, un par de años atrás, acudió a los Juegos Olímpicos de Atlanta 96.

En su primer año en la casa blanca consiguió 12 goles en Liga, ganó la Copa de Europa y debutó con la selección absoluta el 25 de marzo de 1998 contra Suecia, marcando dos de los cuatro goles de la Roja. Las siguientes cinco temporadas se mantuvo como delantero titular en el Madrid, formando un tándem perfecto con Raúl. En este tiempo, adornó su palmarés con 3 Champions League, 2 Intercontinentales, 2 Ligas y 1 Supercopa de España.

Su mejor temporada en Liga fue la 98/99 donde llegó a los 19 goles. Además, acudió con la selección a dos Mundiales (5 goles) y una Eurocopa, para llegar a las 35 internacionalidades, hasta ese momento. De entre todos los partidos del delantero como jugador blanco, será recordado especialmente por dos: por abrir el marcador en la final de la octava Copa de Europa contra el Valencia y por los 5 goles que le marcó a la U.D. Las Palmas en el Bernabéu.

Un alto en el camino.

Sin embargo, en el verano de 2002, Ronaldo ficharía por el Madrid, relegando al “Moro” al banquillo. La falta de minutos y de confianza hizo que pasara su peor año desde que debutara y el Madrid decidió cederle al Mónaco la temporada siguiente.

Llegó al equipo monegasco como un ídolo y fue indiscutible en la punta de ataque. En un equipo hecho a su medida, con jugadores bajitos que le surtían de balones altos, Morientes recuperó sensaciones y, sobretodo, goles. El Mónaco haría una de sus mejores temporadas al llegar a la final de la Copa de Europa (eliminando al Madrid en octavos con dos goles del “Moro”, uno en cada partido). Ese año, sería pichichi de la Copa de Europa con 6 goles y nombrado mejor delantero por la UEFA de dicha competición.

Tras esta gran temporada en el país vecino, Morientes llegaba a Madrid decidido a ganarse el puesto de titular y, aunque disputó partidos de pretemporada y jugó algunos en la primera parte del año, fue vendido al Liverpool en el mercado invernal. Allí, Rafa Benítez, confiaba plenamente en sus posibilidades, ya que su juego se adapta a la perfección al tipo de juego inglés.

Inicio del fin.

En las islas inglesas comenzaría el principio del fin del dealntero. A pesar de haber tenido un prestigio a nivel internacional, siempre estuvo acompañado del cartel de suplente por sus irregulares rachas. Precisamente eso fue lo que le ocurrió en Anfield. A lo largo del año y medio que estuvo jugó 61 partido pero sólo pudo marcar 16 goles. Pocos, para lo que venía marcando y para lo que se esparaba de él. En 2006 volvería a España para jugar en el Valencia.

En una liga que conocía, en un equipo de alto nivel y con una pareja de ataque como Villa, Morientes encontró la última oportunidad para triunfar. El inicio de su primera temporada recordó al delantero del Madrid y del Mónaco: llegó a ser máximo goleador del equipo, acabando con 12 goles en Liga. A partir de ahí, el declive de su carrera fue a más. Los dos últimos años en el equipo del Turia apenas jugó 40 partidos entre ambas campañas. El Valencia decidió prescindir de él.

Aún así, en este periodo en el que jugó con Mónaco, Liverpool y Valencia, fue convocado 12 veces más con la selección para llegar a un total de 47 partidos como internacional, en los que marcó 27 goles, siendo hasta hoy el cuarto máximo goleador de la Roja.

Última aventura.

Con libertad para negociar el que sería su último contrato profesional, Morientes recibió ofertas de equipos de ligas de casi toda Europa. Finalmente, se decidió por el Olympique de Marsella, donde en la temporada 2009/2010 jugó 12 partidos en liga marcando un único gol. A final de temporada y viendo que su rendimiento fue inferior al esperado, rescindió el contrato que le vinculaba un año más al equipo marsellés.

En el verano de 2010, recibió varias ofertas de todo el mundo: desde América, hasta Chipre pasando por el Zaragoza. Finalmente decidió retirarse como futbolista de élite aunque, de momento, seguirá ligado al mundo del fútbol como comentarista en Tiempo de Juego de la cadena Cope y en los partidos de la Champions que ofrezca Telecinco.

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. 09/09/2010 en 23:05

    Gran artículo, se nota el tiempo de investigación que le has dedicado. También me ha parecido interesante no sólo por el tema (Morientes para mi ha sido uno de los delanteros más infravalorados de la década) sino también por tu forma de escribir.

    En serio, me ha gustado mucho y no te lo digo sólo porque seas mi amigo. También me gustó mucho el artículo sobre la derrota de España (aunque el tema fuera desastroso jaja). Creo que poco a poco vas mejorando porque me han gustado más estos dos últimos que los primeros que escribiste sobre Croacia y Nueva Zelanda.

    Un abrazo crack ^^

  2. 09/09/2010 en 23:54

    Se agradece, de verdad. Si, un tiempo de investigación curioso le dedique…pero para eso estamos, a ver si durante la temporada sigo teniendo tiempo y sigo haciendo investigaciones así. Especialmente, cuando se trate de las nuevas perlas, que la información esta mas oculta.

    Morientes, un grande. Quizá edite esta entrada metiendo algún vídeo. No lo descarto. Ahora voy a poner la jornada 4 del Apertura en clasificaciones y para este finde, abro una nueva pestaña arriba que sera, como todas, fija. Ya veréis de que se trata…

  3. Anónimo
    10/09/2010 en 11:01

    Pienso que fue mejor jugador, que la idea que tiene de el mucha gente.

    Pl. la leña

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: