Inicio > Liga española (Liga BBVA) > Jornada 11 Liga BBVA. (Líder: Real Madrid. Último: Zaragoza)

Jornada 11 Liga BBVA. (Líder: Real Madrid. Último: Zaragoza)

Sporting 0 – 1 Real Madrid

Higuaín rescata 3 puntos del infierno del Molinón

El Pipita Higuaín inundó de felicidad el palco privado de Jose Mourinho en el Molinón. El argentino, que erró dos ocasiones que un “9” blanco no debe perdonar, aprovechó un rechace de Benzema para anotar el gol de la victoria blanca. Mou salió más contento que unas castañuelas: otra vez líderes y con la victoria como escudo ante las críticas de un malhumorado Preciado. Aparte del gol y del infierno en que se convirtió el feudo esportinguista, hay que decir que en lo deportivo el Sporting venció de calle en ganas y actitud, pero perdió en calidad y, sobre todo, en goles.

El once de gala contra uno de los muchos onces del Sporting. Karanka, con Mou oteando el panorama desde las alturas, contra Preciado. Así de caliente se presentaba el partido. Los gritos de la afición rojiblanca a la llegada del autobús blanco dejaron a las claras que el partido iba a ser de todo, menos sencillo. De hecho, la grada fue el jugador doce para un Sporting que salió a pelear cada balón como si les fuera la vida en ello. La defensa de Numancia contra los romanos era pecata minuta al lado de los Lora, Botía o Eguren de turno.

El partido se paraba cada muy poco tiempo y el Madrid no podía elaborar su juego. Solo una de Higuaín al palo hizo enmudecer el estadio por un segundo. El rechace lo recogió Juan Pablo, magnífico por cierto excepto en el gol, y todo volvió a la normalidad. Las quince faltas entre ambos equipos al descanso se saldaron con 4 cartulinas sólo en ese primer periodo.

El descanso solo sirvió para cambiar de porterías. El resto, igual. El Madrid se atascaba en zona de tres cuartos con un inoperante Di María y un CR7 lastrado por las faltas y por el dichoso puntero láser que ya aburre. Özil siguió demostrando que juega cuando quiere y cuando no, pues no (como un canterano rubio ahora en el fútbol turco). A Preciado el empate le valía, sus jugadores apenas inquietaban a Iker.

Karanka, que no Mourinho porque no se le vio móvil ni walkie-talkie alguno, decidió mover el banco. Entró Benzema y se fue Di María. 4-4-2 de toda la vida con Özil en la banda. La entrada de “Messier” Benzema solo aportó un pequeño matiz, a priori insignificante: ahora la defensa local tenía dos hombres de los que preocuparse en la frontal. Lo que es en juego y dominio nada se notó la aparición del francés.

Sin embargo, su saber estar en el área propició el gol. Apareció una única vez, pero lo hizo para darle el gol a Higuaín; de hecho fue casi más aplaudido por sus compañeros él que el argentino tras el gol. Ramos colgó un balón al segundo poste, donde apareció Benzema para rematar de cabeza. Abajo y cruzado, perfecto. Juan Pablo se estiró y llegó pero el rechace quedó en el área chica donde Higuaín remató a placer.

Solo quedaba un ingrediente para que el partido estuviera completo: Iker. Y, como el mostoleño es fiel a sus citas, no faltó esta vez. En la jugada posterior al gol, Barral remató tan solo como Benzema en el gol blanco. Incluso remató igual: fuerte, abajo, donde duele. Iker se estiró y metió una mano dura. Contó con la colaboración de Pepe que despejó el balón; pero ahí estuvo el capitán madridista.

Así pues, con Mou en un palco, Karanka en el banco, Lass con el perdón y su vuelta a los partidos (jugó 10 minutos) y Preciado mosca con todos (Mourinho, el Madrid, incluso el árbitro, aunque en este caso con pocas razones) acabó un partido que deja el Madrid a tiro de piedra de llegar al clásico como líder y que deja a un Sporting con las ganas de haber rascado a un Madrid que no va a hacer muchos amigos por la tierra del sidra los próximos años.


Resto de resultados:


Barcelona 3 – 1 Villarreal

(Villa, Messi (x2)) (Nilmar)


Racing 0 – 0 Espanyol


Mallorca 0 – 0 Deportivo


Valencia 2 – 0 Getafe

(Costa, Navarro)


Málaga 1 – 0 Levante

(Eliseu)


Hércules 2 – 1 Real Sociedad

(Trezeguet, Drenthe) (Griezmann)


Zaragoza 1 – 2 Sevilla

(Bertolo) (Luis Fabiano, Negredo)


Athletic 1 – 0 Almería

(Llorente)


Atlético 3 – 0 Osasuna

(Forlán (x2), Agüero)


Anuncios
  1. Isa
    16/11/2010 en 8:22

    El Madrid sufriendo y el Sporting mereciendo más. El único que no suele fallar, Casillas. Y así, prácticamente jornada tras jornada…
    Buena crónica!

  2. 16/11/2010 en 13:46

    No estoy de acuerdo.

    El Sporting jugó como si le fuera la vida en ello, y eso es de aplaudir. Lo que yo no aplaudo nunca jamás (y lo sabes de sobra) es el antifútbol, el hacer una falta ahora y después otra con tal de no dejar jugar. Las marrullerias. Intentar ir a hacer daño a un jugador que sabes que es mejor que tú, pero como no puedes pararle por calidad, vas a pararle de otra manera incluso pudiendo lesionarle. El llamarse Sangoy y echarse las manos en la cara como si te hubieran matado, aunque luego en la tele no se viera nada de nada, etc…

    Siempre he deseado que pierdan los equipos italianos porque son los que suelen hacer un juego marrullero, pícaro, y además defensivo (esto último no se aplica al partido del Sporting). Y siempre lo haré, sean italianos o de cualquier otra parte. Otro ejemplo es la bonita selección de Holanda, como demostró en la Copa del Mundo, o las selecciones de basket de Serbia y Grecia.

    Y todo esto ha ocurrido simplemente porque un entrenador ha opinado sobre otro. Los entrenadores pueden tener el pique que quieran. Igual que lo tienen los jugadores. Igual que lo tienen las aficiones. Pero lo que no es normal, es que la gente que paga dinero por ir al fútbol a divertirse, a veces incluso con sus hijos (a veces son niños pequeños) realmente vayan a gritar “Ese portugués, hijo puta es” a un jugador o a un entrenador de un equipo contrario. ¿Qué clase de valores queremos que tenga nuestra sociedad? El fútbol es espectáculo, es diversión, es ocio, es competición. Y en él no cabe ni el recibimiento que le hizo al Madrid la afición del sporting, ni tampoco el juego que practicó su equipo. O al menos en mi opinión. Y todo por decir que el Sporting salió sin querer ganar al Barça. En ningún momento Mourinho insultó a nadie.

    Ah! y ya de paso diré otra cosa. No soporto la incompetencia, porque cada uno en esta vida elige su trabajo, sea cual sea (como si eres actor porno), pero siempre hay que intentar ser el mejor. En cambio los árbitros hacen lo que le da la gana. Que al Barça le quito un gol válido y le concedo uno ilegal al Villarreal? No pasa nada. Que al Madrid le quito un gol legal de Higuaín pese a que les están machacando a faltas? No pasa nada. Que luego para compensar, en Copa contra el Murcia le concedo al mismo jugador un gol que era ilegal? Tampoco pasa nada. VERGÜENZA…

  3. 16/11/2010 en 15:31

    Yo tampoco he aplaudido la dureza de las entradas ni los cánticos antimadridistas al principio y durante el partido. Lo que alabo es la actitud del equipo de Preciado, que salió extra-motivado por el pique entre los entrenadores. Es evidente que nunca defenderé a los jugadores que solo saben dar patadas y hacer un juego marrullero y feo. Por supuesto que el futbol es diversion y ocio, pese a que haya intereses económicos de por medio.
    Lo que escribo fue lo que sucedió; mucha agresividad por parte de los locales: jugadores y afición (incluso con niños en las gradas, una pena) y por ello el partido no fue nada fácil para el Madrid.
    Del árbitro no me gusta hablar, pero esta vez tuvo suerte y no influyó en el resultado porque Higuaín marcó al final…

  4. 16/11/2010 en 19:46

    Yo lo decía por esto: “hay que decir que en lo deportivo el Sporting venció de calle en ganas y actitud, pero perdió en calidad y, sobre todo, en goles.” En ganas y motivación, desde luego. En actitud y en lo deportivo, discrepo.

    En lo que sí estoy de acuerdo es en lo del dichoso puntero láser. Nos sobran humoristas en los campos de fútbol…

    En fin, una pena que la gente no sepa entender lo bonito que es un pique, una rivalidad, una motivación extra, y lo transformen en odio, en insultos y en juego sucio. Preciado será entrenador de primera, pero su librillo es de tercera regional.

  5. 16/11/2010 en 23:56

    Pienso que el Sporting ganó en ganas y actitud. Que luego esas ganas se convirtieran en acciones violentas, puede ser; pero el equipo de Preciado estuvo más enchufado que el Madrid durante todo el partido. Las dificultades en las que puso al ataque madridista pocas veces se han visto esta temporada.

    Por cierto, he de decir que em gusta Preciado como entrenador. Sabe cómo hacer un equipo aunque creo que no acaba de exprimir del todo a sus jugadores. Por eso creo que es un entrenador de segunda, donde la calidad individual está más pareja y cuenta el equipo más que el individualismo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: